huerto ecologico

¿Cómo hacer un huerto ecológico en casa?

¿Qué es la agricultura ecológica?

La agricultura ecológica , tanto en huerto urbano como en huerta exterior o explotación agrícola, es un sistema de cultivo basado en la utilización óptima de los recursos naturales. En la agricultura ecológica no está permitida la utilización de productos químicos, pesticidas, organismos modificados genéticamente (OGMs) o sintéticos que dañen el medio ambiente. Tampoco podemos hacer uso de estos productos en los abonos que utilicemos, estos abonos tendrán que ser 100% naturales y orgánicos, de ellos se van a a alimentar las plantas que plantemos y por tanto nosotros.
La intención de plantar con el método de la agricultura ecológica es obtener alimentos orgánicos mucho más ricos en nutrientes y minerales, muchas veces no tan estéticos que los que compramos en un supermercado, pero sin lugar a dudas más ricos y saludables y libres de contaminación.

¿Cómo crear un huerto ecológico?

La forma de cosechar alimentos en la agricultura ecológica de debe ser equilibrada, sostenible y mantenible.
La agricultura ecológica respeta los ciclos de la naturaleza y aprovecha los recursos naturales, como la lluvia o la rotación de cultivos.
Las pagas y enfermedades en agricultura ecológica se combaten de forma natural, nunca con pesticidas. Para ello, podemos usar nuestras propias manos o métodos mecánicos para la eliminación directa o también preparados caseros como la infusión de ajo, cebolla, caldo bordelés, fungicidas de leche, pudín de ortigas y en definitiva, productos que no dañen a la planta y al medio ambiente.
Es muy importante no contaminar el agua en nuestros cultivos, el agua es fuente de vida para las plantas y para nosotros. La agricultura ecológica respeta esto y aprovecha el agua de lluvia y procura no contaminar nunca el ciclo dela gua con pesticidas o productos químicos.
Hay muchos métodos de agricultura ecológica que intentaremos ir explicándote en el blog y todas parten del mismo supuesto, el respeto por la naturaleza. Alguno de esos métodos son milenarios como la permacultura, otros más modernos como la agricultura biomecánica o la hidroponía ecológica.

¿Por qué un huerto ecológico?

Si pensamos en que somos seres vivos, igual que las plantas o vegetales que nos comemos, es muy sencillo encontrar la explicación de por qué un huerto ecológico. Seguro que no nos beberíamos un bote de un químico si supiésemos que es muy nocivo para nuestra salud, pues entonces…¿Por qué se lo echamos a nuestros cultivos?
Al contaminar las verduras y hortalizas de las cuales nos alimentamos nos estamos envenenado directamente nosotros. Desgraciadamente la mayoría de alimentos del supermercado provienen de agricultura industrial, plagada de químicos y pesticidas o productos modificados genéticamente. Estas verduras apenas contienen nutrientes y no cubren las necesidades básicas en una dieta saludable.
Visto así, la opción de un huerto ecológico, en nuestro huerto urbano o huerta exterior suena mucho más apetecible. Además cultivar un huerto ecológico es una actividad muy placentera que te mantiene en contacto con la naturaleza y que te va a permitir sembrar tus propios alimentos, con el consiguiente ahorro que reporta. Ten en cuenta que con un pequeño paquete de semillas, tierra, un poco de abono (que podemos hacer nosotros mismos en casa) y agua obtendremos un montón de pequeñas plantas que nos dará cada una de ellas mucha producción, si esto no es ahorrar…

¿Cómo empezar a crear un huerto ecológico?

Ventajas del huerto ecológico

Un huerto ecológico tiene muchas ventajas. Entre ellas una que incide directamente en nuestra salud. Con un huerto ecológico estarás evitando productos nocivos para nuestra salud.
Otra de las ventajas de un huerto ecológico es su sostenibilidad. Al emplear sólo productos orgánicos y naturales, no daña el medio ambiente y es respetuoso con los ciclos naturales.
Un huerto ecológico también puede ser un buen ahorro en la economía familiar. Imagínate tener en tu huerto urbano un montón de verduras frescas siempre disponibles sin tener que ir a por ellas a la tienda, gratis y al alcance de tu mano.
Además puede ser un buen sistema de ayuda a los más desfavorecidos. Hay ciudades y pueblos dónde ya se está cediendo espacios públicos para que la gente con pocos recursos los use para cultivar de forma ecológica y así poder obtener sus alimentos.
También hay escuelas que están introduciendo un huerto ecológico en sus actividades. Esto constituye un fantástico aprendizaje educativo y proviene el comedor escolar de alimentos.

Desventajas de un huerto ecológico

Las ventajas de un huerto ecológico son muy pocas, aunque obviamente las hay, sobre todo si la pretendemos utilizar para el comercio.
Los costes para el consumidor en la agricultura ecológica son más altos, ya que los cuidados y exigencias de calidad para el productor también son más elevados y esto se traduce e un aumento del precio final.
Otra desventaja de un huerto ecológico es que necesitarás formarte aprender las técnicas de cultivo ecológico y los productos que debes y no debes utilizar. Esto a veces puede ser un proceso lento y de ensayo y error porque hay cosas que funcionan muy bien en unos cultivos y en otros no.

Tipos de huerto ecológico

Un huerto ecológico no tiene límites a la hora de imaginarnos como será. Cada vez hay más novedades y más formas de hacerlo. Sólo tenemos que disponer de tierra, abono, agua y un lugar con luz solar. Podemos tener un huerto ecológico en una gran extensión como un huerto a tierra o podemos hacerlo en casa en un pequeño huerto urbano.
Si tenemos ganas, sobran ideas. Siempre que respetemos el no utilizar productos químicos o agrotóxicos, abonemos de forma natural, aprovechemos los recursos hídricos y tratemos las posibles plagas y enfermedades de forma orgánica, podremos utilizar el tipo de huerto ecológico que más nos convenga.
Si tenemos un trozo de tierra exterior podemos utilizar un huerto a tierra directa o un huerto en bancal cerámico. Si no disponemos de una buena climatología también es posible hacer un huerto ecológico en invernadero. Otra opción muy de moda son los huertos organopónicos, que no es más que un cultivo hidropónico pero orgánico.
Por supuesto un huerto urbano también podemos hacerlo de manera ecológica, sólo tenemos que respetar los principios de un huerto ecológico.

Tipos de huerto ecológico

Huerto a tierra

Un huerto a tierra es un huerto tradicional, plantado directamente a ras del suelo. Este tipo de huerto ha sido el más explotado por la industria agrícola y con el que más daño hemos hecho a la naturaleza por el empleo de químicos, mala explotación de los recursos hídricos y desmineralización de los terrenos. Pero esto no tiene por qué ser así, un huerto a tierra se puede mantener de forma totalmente ecológica. Sólo tendremos que prescindir del uso de pesticidas y cuidar de no desertizar el terreno.
En este tipo de huerto ecológico debemos prestar especial atención a los acolchados de la tierra para evitar que se vayan evaporando capas de tierra con cada cultivo. Por eso la idea clave es el aporte de materia orgánica y el acolchado, además de aprovechar bien los recursos hídricos naturales y hacer uso de la biología para que nos ayude, como las abejas en la polinización o por ejemplo mariquitas para combatir algunas plagas.

Huerto en bancal cerámico

Este tipo e huerto está hoy día muy de moda, pero no es nada nuevo. Forma parte de una larga tradición en la agricultura como la permacultura muy utilizado de manera milenaria en la agricultura oriental.
Este tipo de huerto ecológico nos permite tener la zona de cultivo delimitada y un poco elevada de tierra, algo que nos facilita enormemente el trabajo.
Además con un bancal cerámico trabajamos la tierra a un nivel muy profundo, aproximadamente tendremos 60 cm de tierra suelta que no pisaremos nunca y así se mantendrá siempre acolchada y en unas condiciones óptimas.
Los bancales cerámicos también nos permiten rellenar su interior con la tierra y el abono que queremos, en este caso siempre orgánicos. Son geniales para una correcta rotación y asociación de cultivos que más adelante explicaremos como hacer.

Huerto en invernadero

Hay zonas con una climatología muy mala que, si queremos cultivar y obtener hortalizas de climas más templados, necesitaremos la ayuda de un invernadero. Pero…¿quién dijo que un invernadero no puede ser sostenible? Pues sí, un invernadero puede y debe ser ecológico.
En un invernadero ecológico debemos de tener en cuenta el disponer siempre de una muy buena ventilación y de no usar productos químicos, ya que al estar más cerrado, esto podría ser muy nocivo para nosotros directamente.
Podemos cultivar el interior de un invernadero ecológico con bancales cerámicos, a tierra, con hidroponía o con la forma que más nos guste. Al igual que en el resto de tipos de siembra, utiliza siempre productos orgánicos, no uses pesticidas y nutre tus plantas con buenos abonos.
En un invernadero es muy conveniente usar el riego por goteo, esto ayudará a tener las plantas siempre con la humedad óptima y a evitar las evaporaciones drásticas de agua por el exceso calor.

¿Cómo empezar un huerto ecológico?

Un huerto ecológico es sencillo de empezar. Sólo debemos disponer de un trozo de tierra o huerto urbano, maceteros o mesas de cultivo y una zona que tenga luz solar. Para esto puede servirnos hasta una pared de casa en la que colgar un huerto vertical o cualquier espacio del exterior de casa, en caso de disponer de él.
Siempre que queramos iniciarnos en un huerto ecológico debemos tener en cuenta que no podemos usar agroquímicos, sólo utilizaremos tierras y abonos naturales, y por supuesto nada de pesticidas para tratar las posibles enfermedades o plagas que podamos tener.
Empezaremos por conseguir la tierra. Nos servirá del exterior, y si no la conseguimos siempre podremos comprarla. En el mercado hay infinidad de tierra orgánicas, neutras, con compost ya mezclado o incluso fibras naturales que harán la base para luego aplicar nuestros abonos, como la fibra de coco, un sustrato muy indicado en mesas de cultivo por su bajo peso.
Luego nos haremos también con abono. Este puede ser comprado o hecho por nosotros en casa, como el compost de los alimentos vegetales sobrantes de nuestra cocina o el humus de lombriz.
Asegúrate también de que a tus huerto ecológico no le falte agua, bien en forma de lluvia, de riego tradicional o de riego por goteo. Lo ideal sería que no llevase cloro. Y por último procura que tengas luz solar por lo menos una parte del día.
No menos importante es el tema de las plagas y enfermedades, que seguro que tarde o temprano las tendrás. Para tratarlas debes buscar el método que más te convenga dependiendo del tipo de cultivo. Hay mucho preparados ecológicos y naturales que puedes utilizar y de los que hablaremos en otros post más detenidamente.

Crear un huerto ecológico paso a paso

Cultivos para principiantes

Cuando inicies un cultivo ecológico es conveniente que elijas cultivos sencillos con garantías de que salgan correctamente. Esto ayudará a mantenerte motivado y que no decaigas en tu empeño. Además evitará que caigas en los errores de principiantes típicos. No comiences a cultivar tomates, es uno de los cultivos más exigentes y difíciles y si algo sale mal te frustrará.
Elige cultivos para principiantes como pueden ser los rabanitos, espinosa, lechugas o algunas aromáticas. Son siembras que salen casi sin prestarles atención y eso te motivará para seguir adelante.
Recuerda que plantes lo plantes siempre debes hacerlo de forma ecológica  y teniendo en cuenta lo que te he dicho anteriormente.

Los mejores cultivos ecológicos

Para mí, el mejor cultivo ecológico siempre va a ser el que tu más consumas. Si te encantan los tomates te recomiendo encarecidamente que plantes tomates, ya que no tienen nada que ver a los del supermercado y si consigues que salgan adelante, será una delicia en tu paladar.
Hay verduras y hortalizas que cuando las compramos no saben a nada porque están cultivadas con agroquímicos y no tienen apenas vitaminas. En un cultivo ecológico esto no te pasará, así que elige cultivos que consumas muy menudo y con los que gastes más dinero en tus compras. Esto supondrá un ahorro familiar y mejorar tu alimentación.
Así que ya sabes, no hay un cultivo ecológico más indicado que otro, sólo hay el que a ti más te guste o que por la zona en la que vives mejor se dé.

¿Qué usar en un huerto ecológico?

En un huerto ecológico debemos usar todo orgánico. Y sobre todo no debemos usar nada químico, ni con pesticidas. Evitaremos siempre el uso de agroquímicos, fertilizantes químicos y organismos modificados genéticamente (OMGs)
Si tenemos esto en cuenta, es fácil tener un huerto ecológico. Procura usar tierras vegetales, sustratos que naturales que puedes encontrar en viveros, o simplemente saliendo a dar un paseo por el exterior. Si vas a plantar en tu parcela, sería conveniente que hicieses una prueba de PH para ver si tu tierra tiene un PH adecuado.
Una vez tengas el sustrato para plantar, busca un buen abono o hazlo en casa tu mismo. En casa puedes hacer abono ecológico como el compost o el humus de lombriz, ten en cuenta que esto te llevará un tiempo, aproximadamente unos meses. Si quieres empezar ya, siempre puedes comprarlo. En el mercado hay abonos vegetales y orgánicos fabulosos.
Otra cosa que vas a necesitar es el agua. Procura que sea sin cloro. Y sobre todo si es un huerto exterior aprovecha el agua de lluvia para regar tus plantas.
Todo esto combinado con luz solar y ya tienes todo lo necesario para iniciar un huerto ecológico. Sólo te faltará elegir las variedades de plantas que más te gusten.

¿Qué usar en un huerto ecológico?

Tipos de tierra

Las mejores tierras o sustratos siempre son las que tengan un PH entre 5 y 6,5. La mayoría de los nutrientes son asimilables por las plantas en este rango de PH. Así tanto si vas a utilizar la tierra que tienes en tu huerta o si la vas a comprar ten en cuenta este dato.
Lo ideal es elegir un sustrato vegetal, que esté bien abonado y que esté suelto. A las verduras y hortalizas por lo general no le suelen gustar los suelos compactos y con poco drenaje, Intenta que la tierra esté suelta, que sea profunda y con un buen drenaje del agua.
Busca siempre protegerla, esto lo puedes hacer con un acolchado para que el agua no se evapore y mantenla siempre bien abonada y con todos los nutrientes necesarios, de ella van a alimentarse tus plantas.

Tipos de abono ecológico

Hay muchos tipos de abono ecológicos y muy buenos. Un buen abono ecológico debe ser rico en nitrógeno, fósforo, potasio, minerales, oligoelementos y vitaminas. Este tipo de abonos que contengan estas propiedades suelen ser los abonos vegetales, como el compost maduro, el humus de lombriz o los abonos verdes.
El compost lo podemos hacer en casa con los desechos vegetales que arrojamos en nuestra cocina. También podemos encontrar compost maduros animales excelentes como el de caballo, gallina o guano. Pero siempre debemos procurar que estén bien maduros. Verdes atraen muchas enfermedades y plagas.
El humus de lombriz es muy rico en nutrientes y también muy fácil de hacer en casa. Lo ideal es que lo hagas con lombriz californiana.
Y los abonos verdes son la mejor opción para plantar en los descansos de un cultivo a otro. Puedes utilizar trébol, leguminosas o algún cereal como abono verde, ayudarán a asimilar el nitrógeno a la tierra.

Tratamientos preventivos naturales

Hoy en día disponemos en las tiendas o viveros de infinidad de tratamientos ecológicos preventivos o paliativos para las enfermedades o plagas de nuestro huerto. Pero si lo que quieres es realizarlo tú mismo en casa, es sencillo, aquí te iremos colgando post de lo que necesitas para caso en cuestión.
Los tratamientos preventivos se utilizan en agricultura ecológica para prevenir la aparición de ciertas enfermedades como los hongos ( mildii, roya, oidio, brotitis, negrilla…) o plagas que se instalan en las plantas y causan a estas graves enfermedades (pulgón, mosca blanca, trips, gusanos, caracoles…
Para todo esto puedes hacer preparados ecológicos en casa formulados a base de ajo, cebolla, ortiga, humus, aceite de Neem, jabón potasico y muchos otros. Cada uno de ellos tiene una aplicación que podrás ver en la sección de plagas y enfermedades de este blog.

Insecticida ecológico

Si tienes una plaga instalada en tu huerto, recuerda no aplicar insecticidas o pesticidas químicos, que sería una opción buena a corto plazo pero muy mala y dañina para el medio ambiente a largo plazo. Procura utilizar insecticidas ecológicos como el aceite de Nem o el jabón potásico. Los tienes a la venta aunque también los puedes hacer en casa. Otra opción son los insecticidas hechos con productos vegetales como la ortiga, la cebolla o el ajo. Esto mantendrá a las plagas alejadas de tus cultivos por el fuerte olor que desprenden.
Las plagas más comunes en tu huerto son las de pulgón, araña roja, mosca blanca, trips, caracoles, gusanos, etc, todos ellos perfectamente combatibles con trampas o con estos insecticidas ecológicos de los que hemos hablado.

Consejos para tener un huerto ecológico

El principal consejo que te doy para tener un huerto ecológico es que tengas las ganas de iniciarlo. No es una tarea costosa pero sí requiere sus cuidados. Procura plantar siempre lo que más te guste y al principio pon cosas sencillas, esto te mantendrá motivado.
Asegúrate de que todo lo que apliques en tu huerto sea ecológico, no lo dañes con productos químicos. Elige siempre buenos sustratos y abonos orgánicos como el compost maduro o el humus de lombriz para obtener una verduras ricas en nutrientes y ricas al paladar.
Si tienes que tratar alguna plaga, hazlo con preparados ecológicos y ten paciencia, funcionan más lento, pero funcionan.
No olvides tu huerta en días de calor, asegúrate que a tus plantas no les falta agua y sobre todo procura regar siempre a primera y a última hora. Nunca en horas altas de pleno sol.
Ten en cuenta los calendarios de siembra. Son muy importantes. Cada estación es propicia para un cultivo u otro. Y no estaría mal que tuvieses a mano un calendario lunar de cultivo. Ahí podrás en que momento es más aconsejable hacer unas tareas u otras en la huerta.
Procura tener tu huerto ecológico limpio, libre de malas hierbas que atraen plagas y bien acolchado para que no se escape la humedad y se desertice la tierra.
Realiza una correcta asociación de cultivos que se ayuden entre sí y procurar rotar los cultivos y no plantar en el mismo sitio el mismo cultivo dos veces seguidas.
Si siegues estos consejos tendrás asegurado un huerto ecológico feliz.

Los mejores consejos para tu huerto ecológico