Huerto en casa

¿Cómo crear un huerto en casa?

¿Qué es un huerto en casa?

Una huerta en casa es ese pequeño espacio de cultivo de nuestras propias verduras y hortalizas. Si disponemos de un espacio en casa, por muy pequeño que sea, da igual si es en tierra, jardín o en macetas en la terraza para un huerto urbano, podremos crear nuestro propio huerto ecológico. Para tener nuestro propia huerta en casa sólo necesitamos luz solar y agua, son los únicos requisitos que debemos tener en cuenta a la hora de comenzar un huerto ecológico. Esto será igual si queremos hacer un huerto urbano y disponemos de muy poco espacio. Si disponemos de unas macetas apropiadas, luz y agua, tendremos de forma fácil nuestras propio huerto ecológico.
No hay nada más satisfactorio que poder comer algo ecológico cultivado en casa por nosotros mismos.
Si queremos que nuestro huerto ecológico dé buenos resultados, debemos contar siempre con buena tierra y buen abono, además de asegurarnos de que vamos a poder regarlo de manera correcta. En el huerto urbano esto será más sencillo ya que hoy día podemos comprar la tierra y el abono ecológico que más nos convengan para nuestra huerta en casa.
Y como bien hemos dicho el sol es muy importante. Si en nuestro huerto urbano sólo da media hora de sol al día será difícil que las plantas se desarrollen correctamente. Ten en cuenta que hay plantas que necesitan de muchas más horas de luz. Así que si aun así quieres tener un huerto urbano, debes plantar las verduras que más se adapten a tu huerto ecológico, es decir, que puedan necesitar menos sol. ¿Quién dijo que con un cultivo urbano en casa no se puede cultivar ricas verduras? Pero de todos los detalles del huerto urbano en casa hablaremos con más detalle más adelante.

¿Qué tipo de huerto en casa necesito?

Huerto urbano

No siempre es posible disponer de un terreno en casa o un huerto en el que poder cultivar nuestras propias hortalizas debido a que vivimos en un sitio urbano. Si este es nuestro caso, y tenemos una terraza o balcón en el que dé suficiente luz solar también podremos cultivar nuestro huerto urbano en casa. En un huerto urbano en casa hay muchas maneras de sembrar hortalizas. Podemos usar recipientes reciclados que tengamos en casa o comprar macetas adecuadas a cada cultivo.
Otro paso importante en un huerto urbano en casa es la luz solar. Debemos asegurarnos de poner nuestras plantas en la zona que más sol dé en casa. Si disponemos de poco sol debemos adaptar el cultivo, sembrando verduras que no necesiten mucho sol, como la lechuga, espinacas, perejil, zanahorias, guisantes, escarolas, acelgas…Si por el contrario en tu terraza da mucho sol, debes proteger a las plantas en las horas más fuertes de luz solar.
Y por supuesto, para un buen huerto urbano en casa debemos tener muy en cuenta el tipo de tierra y abono que vamos a utilizar. Hay que tener en cuenta que van a se plantadas en macetas, así que debemos aportarle siempre buena materia prima. Para mí el mejor abono en un huerto urbano siempre será el humus de lombriz.
Y por último, asegúrate de mantener bien regado tu cultivo ecológico. Cada planta tiene unas necesidades diferentes de riego, pero en general todas necesitan ser regadas.

Huertos urbanos en ciudad

Huerto urbano vertical

¿Tienes poco espacio en tu balcón? No te preocupes, siempre puedes crear un huerto urbano vertical casero y aprovechar el espacio de tu mini huerta cultivando hacia arriba.
Hay muchas maneras de hacer un huerto vertical casero, entre ellas…Puedes hacer un huerto urbano con botellas. Esta es una de las mejores opciones para aprovechar tu mini huerta ya que además de reciclar las botellas que tengas en casa, te permite colocar muchas botellas, una encima de otra. Con este sistema de huerto vertical casero no podrás poner hortalizas muy grandes pero sí podrás cultivar plantas de porte pequeño como lechugas o aromáticas. Esta mini huerta lo podremos colocar prácticamente en cualquier sitio de casa, sin falta de que esté en el balcón.

Mesas de cultivo

Una opción muy cómoda para cultivar de forma casera en tu huerto urbano es con mesas de cultivo. En este sentido hay muchas opciones, puedes optar por comprar una en algún sitio como Ikea o pedirla por internet o puedes optar por construir tu mismo uno de manera casera.
Las mesas de cultivo de Ikea son una muy buena opción si quieres algo sencillo y económico. En Ikea tienes diferentes modelos de varios tamaños que se pueden adaptar a las necesidades del espacio que tengas en casa.
Si prefieres hacerlo de forma casera puedes utilizar materiales reciclados.

Huerto urbano en terraza

A la hora de plantear el huerto en terraza es muy importante que tengamos en cuenta las características del lugar del que disponemos en casa. Si la terraza es grande, pequeña o cubierta.
Si dispones de sitio grande no tienes problema, podrás cultivar muchas hortalizas, colocar mesas de cultivo más grandes e incluso varias macetas. Es una suerte disponer de un lugar amplio para esto porque puedes plantar casi cualquier planta, incluso las de porte grande.
Si el espacio del que dispones es pequeño, tendrás que ajustarte más, pero aun así tienes muchas posibilidades diferentes, como huerto vertical con botellas o cualquier otro material. Estas verduras que plantes también tendrán que tener un porte pequeño, como aromáticas, lechugas, espinacas…Pero no sufras, tener un sitio pequeño no implica que no puedas cultivar. Sólo tendrás que ajustarte a sus necesidades.
También puede ser que tengas una terraza cubierta, en este caso tendrás que poner plantas que requieran de poco sol. Algunas aromáticas se dan muy bien en terraza cubierta. Y también hay hortalizas que se ajustan muy bien a este tipo de terraza como verduras de hoja pequeña.

Huerto urbano con palets

Puedes construir un huerto urbano casero con pallets barato, esta es una opción muy económica y ecológica. Los pallets suelen utilizarse para hacer un huerto vertical. Con un huerto vertical aprovechamos mucho el espacio que tenemos, pero no podremos colocar plantas demasiado grandes.
Como ventaja, lo podremos colocar casi en cualquier parte de casa siempre que tengamos un poco de luz solar. Lo ideal es que lo hagamos casero, esto es, con pallets reciclados que tengamos o nos regalen y así nos saldrá muy barato.
Al plantar las plantas en él de forma vertical, lo ideal es poner las más grandes debajo y las pequeñas en la parte superior, así aprovecharemos mejor el espacio y la luz.

Huerto vertical

Son muchas las formas de montar un huerto vertical. Son muy apropiados para aprovechar pequeños espacios y para huertos urbanos. También es una opción muy económica ya que podrás construirlos con materiales reciclados.
Puedes hacer un huerto vertical con botellas que tengas por casa, o con pallets, también puedes usar pequeñas macetas e ir colocándolas a diferentes alturas de forma vertical o con cubos. Las posibilidades de un huerto vertical son muchas, casi podrás hacerlo con cualquier material que tengas por casa.
Un huerto vertical es muy indicado cuando dispones de muy poco espacio y sólo una pequeña zona de luz solar en casa. En este caso servirá con que coloques en esa zona tu huerto vertical.
Son muy decorativos si lo construyes con algún detalle ornamental y pueden alegrar ese espacio vacío que te quedaba en casa al mismo tiempo que disfrutas de poder comer las verduras que tu mismo cultivaste.
Deberás tener en cuenta a la hora de poner tu huerto vertical el tipo de verduras que quieres plantar. Si quieres sólo aromáticas, bastará con que dejes pequeños espacios entre baldas. Si quieres plantas más altas debes dejar más espacio. Así que procura elegir bien la estructura de tu huerto vertical.

Huerto vertical casero

Puedes construir un huerto vertical casero en cualquier espacio que tengas, tanto si es en exterior en tu jardín, como en interior dentro de casa o terraza. Es una forma de aprovechar el espacio del que dispongas y además una muy buena forma de reciclar ya que podrás construirlo con casi cualquier material que tengas a mano. Las ideas para un huerto vertical casero son innumerables, desde pallets a botellas colgadas, macetas colocadas de forma vertical una encima de otra, bloques de madera o cemento…
Sólo debes tener en cuenta que los materiales que utilices deben ser resistentes al agua y tierra y que soporten el peso. Lo demás sólo es cuestión de un poco de luz solar y paciencia para ver crecer tus plantas.


Huerto vertical Leroy

Si no quieres construir tu huerto vertical en casa, siempre podrás comprar uno. Hoy en día hay muchos tipos en el mercado y una muy buena opción es el huerto vertical Leroy. En Leroy dispones de huertos verticales muy sencillos y otros más estéticos y elaborados.
Uno de los más comprados es el Minigarden blanco, es un sistema modular con medidas de 57 x 64,6 x 19 cm y es el huerto vertical perfecto para colocar en una pared de casa. Además podrás colocar varios juntos hasta que rellenes toda la pared.
En Leroy también tienes huertos verticales en escalera o con forma de palet.

Huerto vertical palets

Es una de las formas más económicas para tener un huerto vertical. Los palet los podremos conseguir gratis en cualquier empresa que se deshaga de ellos o en un polígono industrial.
Un huerto vertical de pallets cabe en cualquier espacio, apoyado contra una pared de casa y también se pueden colocar en exterior. Resisten bastante bien el paso del tiempo y la humedad. Aunque para que aguanten más no estaría mal darles una capa protectora para el agua.
Sólo tendremos que ponerle una base en cada balda para que aguante la tierra y estará listo para plantar. Eso sí, la capacidad de tierra que tiene cada balda del palet no es demasiado grande, así que sólo nos permitirá poner plantas pequeñas.


Huerto vertical con botellas

Un huerto vertical con botellas es ideal para reciclar y respetar el medio ambiente. ¿Quién no usa todas las semanas alguna botella en casa? Pues con un huerto vertical con botellas podrás cultivar tus propias verduras. Bastará con colgarlas con cuerda o hilo gordo para que resista el peso y abrirlas por un lateral para poder rellenarlas con tierra y abono. El resto es muy fácil, cuelga tu huerto vertical en una zona de casa o del exterior de tu jardín dónde reciba luz solar y no te olvides de regarlas bien, ya que al ser botellas se le evaporará mucha más agua a la tierra.
Un huerto vertical con botellas está muy indicado para plantar aromáticas o fresas y plantas de porte pequeño.

Huerto vertical ikea

Las ideas que Ikea nos propone para un huerto vertical en casa son muchas. Un huerto vertical Ikea puede ser desde macetas colocadas en la pared de forma modular hasta una pequeña escalinata para apoyar en la pared, si dispones de poco espacio.
En Ikea también puedes conseguir estéticas barras para poder colgar los maceteros que quieras y de la forma que más te guste.
Un huerto vertical Ikea queda chulísimo en cualquier parte de casa y nos permite plantar cualquier tipo de planta, ya que disponen de varios tamaños de maceteros. También los hay para tierra o para hacer cultivo hidropónico.
Coloca tu huerto vertical de Ikea en una zona luminosa de casa y riégalo convenientemente, el resto sólo es esperar a obtener tus propias verduras ecológicas.

Huerto ecológico en casa

No hay nada más satisfactorio que tener tu propio huerto ecológico en casa. Las verduras que cultives en casa no tendrán nada que ver con las que compres. Y siempre es un placer ver como crecen. Si tienes hijos, es una actividad que disfrutarán un montón al mismo tiempo que aprenden de la naturaleza sin moverse de casa.
Hay muchas maneras de tener un huerto ecológico en casa. Puedes optar por un huerto ecológico en tierra o tradicional; un huerto ecológico en invernadero, si la climatología de tu zona no te permite el cultivo exterior; o un huerto ecológico en bancal, para tener mejor estructurada tu huerta.
Para un huerto ecológico en casa, es muy importante que todo lo que utilices para tus plantas esté libre de químicos: Sería ideal que fabriques tu propio compost con los desechos que obtengas en casa y que no uses fertilizantes artificiales. Y recuerda que un huerto ecológico no da esas hortalizas que te encuentras en los supermercados. Las verduras ecológicas son más pequeñas pero mucho más sabrosas.
También tienes que tener en cuenta el tipo de tierra del que dispones en tu huerto ecológico, si es ácida o alcalina. Esto te permitirá saber que hortalizas puedes plantar y cuales no. El resto es fácil, sol y agua.

huertos ecológicos caseros

Huerto ecológico en bancal

El huerto ecológico en bancal es un sistema de agricultura muy antiguo en realidad, aunque es ahora cuando se está poniendo de moda.
Consiste en plantar las hortalizas y verduras en un bancal elevado así ganamos más profundidad de suelo para que las raíces de las plantas se desarrollen mejor. El bancal normalmente suele tener un metro de ancho y lo que quieras de largo y se suele poner madera, bloques de ladrillo o simplemente piedras o cualquier material que contenga la tierra de dentro del bancal.
Con este sistema de huerto ecológico en bancal ganamos en comodidad, ya que el bancal queda un poco más elevado de la superficie y no tenemos que agacharnos tanto. Además nos permite trabajar la tierra una sola vez de manera profunda porque el bancal nunca lo vamos a pisar así no vamos a necesitar realizarle un trabajo profundo todos los años.

Huerto ecológico en invernadero

Un huerto ecológico en invernadero es una muy buena opción siempre que la climatología exterior sea desfavorable para el cultivo o que queramos cultivar una especie que necesite unos cuidados de temperatura y humedad muy específicos y necesitemos de un invernadero para controlarlo mejor.
Hay mucho tipos de invernadero, lo podemos hacer en casa con materiales reciclados pero hoy en día también disponemos de invernaderos económicos y buenos en cualquier tienda e incluso por internet.
Un invernadero nos permite controlar la temperatura, la humedad, los riegos de nuestras huerto ecológico y obtener grandes producciones de una forma sencilla en nuestra casa.
Podemos tener un huerto ecológico en invernadero y hacerlo de manera ecológica, sólo necesitamos una buena tierra, un buen abono natural, un sistema de riego y por supuesto no utilizar productos agroquímicos.

Huerto ecológico en tierra

Hacer un huerto ecológico en tierra es la forma más sencilla de tener un huerto ecológico. Sólo necesitamos un terreno cultivable con tierra, abono natural, agua y sol.
Debemos procurar ver que PH tiene la tierra antes de empezar a plantar. Así podremos corregir las carencias que tenga. Los abonos que utilicemos deberán ser siempre ecológicos, como el humus de lombriz o compost hecho en casa. Y si necesitamos tratar los cultivos porque tengan alguna plaga o enfermedad deberemos tratarlos siempre con productos ecológicos, bien sean comprados o preparados de forma casera. Hay mucho preparados ecológicos que podemos utilizar en nuestro huerto ecológico en tierra que comentaremos más adelante.


Cultivo hidropónico casero

El cultivo hidropónico es una técnico muy empleada hoy día en los cultivos comerciales, pero cada vez es más empleado como método casero debido a su comodidad y control en la producción.
Con este método podemos tener un control total sobre lo que cultivamos en nuestra casa. Sabemos cuando abono estamos echando y el que está siendo absorbido; controlamos su crecimiento; a cuanta luz lo exponemos; controlamos el consumo de agua…
Hay muchas maneras de realizar un cultivo hidropónico casero, desde formas muy rudimentarias como un canalón o tubería por la que corra el agua, que podemos reciclar de materiales que tenemos en casa, a métodos más sofisticados que podeos adquirir de forma fácil en el mercado.
Para realizar un cultivo hidropónico casero es necesario que coloquemos en los recipientes que finalmente hayamos decidido, sustrato del tipo roca, arena, fibra de coco, perlita, vermiculita, arcilla expandida etc Como elemento principal tenemos el agua con nutrientes incorporados, que debe ser regado de forma continua sin que el agua llegue a estancarse y puedo pudrir las plantas.
Un cultivo hidropónico casero tiene como ventaja principal que puede acortar los tiempos de cultivo hasta un 60%. Además los abonos los introducimos de forma líquida por lo que podremos realizar muchos plantaciones seguidas sin tener que rotar los cultivos de sitio porque se agote la tierra.

sistemas hidropónicos

Invernadero hidropónico casero

Un invernadero hidropónico casero es la mejor opción para tener un control total sobre nuestros cultivos de casa, puesto que al beneficio del cultivo hidropónico que nos ofrece el poder controlar los materiales, agua y abonos que utilizamos se añade el beneficio de poder controlar además la temperatura ambiente.
Con un invernadero hidropónico casero podremos plantar las verduras y hortalizas que queramos. Sólo deberemos ajustar las condiciones de nuestro invernadero hidropónico casero a las características de cada planta.

Cultivo hidropónico en terraza

Con un cultivo hidropónico en terraza podrás aprovechar el agua de la lluvia para hacer que forme parte del sistema de riego de las plantas. Este es un de los beneficios, pero también te puedes aprovechar si tu terraza es cubierta ya que regularás mejor la temperatura de tus cultivos.
Un cultivo hidropónico en terraza es un buen sistema para aquellos que no dispongan de un trozo de tierra cultivable o suficiente espacio en su terraza. Con este método podrás tener tus cultivos en la pared y ocuparán muy poco espacio, además el control de abonos y de agua es absoluto.


Jardín hidropónico

A veces aunque dispongamos de un trozo de tierra cultivable en exterior preferimos no usar el terreno directamente para empezar con nuestro cultivo y optamos por poner un jardín hidropónico.
Con este sistema podemos utilizar el agua de lluvia y obtener mucha más producción ya que tenemos una muy buena optimización del espacio.
Con un jardín hidropónico tendremos nuestra plantación totalmente controlada. Podremos medir los abonos que utilizamos y regularlo en función de lo que vayan necesitando las plantas. Además es una forma muy buena de realizar un control del gasto. Hoy en día el cultivo hidropónico está siendo muy utilizado.

Huerto escolar

Hoy en día son muchos los colegios que optan por un sistema educativo diferente, en el que se enseñan otras cosas como el contacto con la naturaleza o la biología desde un punto de vista experimental, más de contacto directo. Este es el caso de las escuelas que deciden poner un huerto escolar.
Con un huerto escolar los niños podrán ver como se cultivan las hortalizas que forman parte de nuestra alimentación, además de disfrutar del aire libre. Aprenderán cuáles son los diferentes sustratos de plantación, los abonos que se necesitan, la fotosíntesis de las plantas, incluso el ciclo del agua.
Si el colegio tiene comedor escolar, un huerto escolar también puede ser una buena opción para la autoproducción de los alimentos. Seguro que todos los padres estaremos de acuerdo en que nuestros hijos se alimenten mejor de verduras cultivadas de forma ecológica que producidas industrialmente. Esto también puede ser un ahorro para la escuela.
Hay muchas formas de hacer un huerto con estas características. Puede ser con bancales, directamente en surcos sobre la superficie, un invernadero, incluso se puede hacer con cultivo hidropónico.
Que mejor manera de enseñarles a los niños que pueden auto abastecerse que con un huerto escolar.

Proyectos y actividades para huertos escolares

¿Qué beneficios tiene tener un huerto en casa?

Los beneficios son muchos y buenos. Partiendo de la base de que siempre que tengamos un huerto en casa tendremos los beneficios de una alimentación sana y ecológica, eso ya tendría que ser suficiente motivo para animarse a tener un huerto en casa.
Otro beneficio es la economía familiar. Con un huerto en casa obtendremos los alimentos básicos en nuestra mesa de una forma gratuita o por lo menos muy barata.
Un huerto en casa puede ser un elemento muy decorativo en nuestro jardín y un espacio para pasaron rato agradable con los nuestros y disfrutar de los beneficios del contacto con la naturaleza.
Te mantiene en contacto con nuestras raíces, con la tierra y nos hace ser más conscientes de dónde proceden las cosas que comemos y lo que cuesta conseguirlas.
En un huerto en casa podemos tener verduras, hortalizas, frutos secos, cereales, legumbres flores, frutales y hasta aromáticas y plantas medicinales. Esto supone prácticamente la base de una alimentación saludable y correcta. No dudes de que los beneficios de un huerto en casa son increíbles. Puedes empezar poco a poco, con cosas sencillas y cuando te quieras dar cuenta tendrás una huerta chulísima y ya nunca querrás dejarla. Te lo digo por experiencia.


¿Qué necesito para mi huerto en casa?

Muchas son las dudas que nos surgen a ala hora de empezar un huerto en casa. Desde que tipo de tierra será mejor para cada cultivo, el abono que debo emplear y cuanto, cuánta agua necesita, si es mejor en exterior o invernadero etc
Pues bien haces bien en dudar y con esto me refiero a que es normal ya que en realidad esto dependerá mucho del tipo de cultivo que tengamos. Es decir no se alimenta igual a una lechuga que a un tomate. A continuación vemos de forma más detallada que cuidados son necesarios en una huerta en casa.

¿Qué tierra o sustrato usar?

Muchas veces no sabemos que tierra o sustrato usar o si la tierra de la que dispone nuestro jardín de casa será válida para poder plantar. Pues bien, lo primero que debemos saber siempre, es el PH de la tierra. El PH ideal será entre 5 y 6.5. Si es el caso del sustrato que tenemos en casa pues perfecto porque entonces podremos cultivar la tierra directamente. Si no lo es, siempre hay formas para modificarlo, añadiendo abono o ácidos, pero eso lo veremos en otro post.
Otra posibilidad es comprar el sustrato que más nos convengan y mezclarlo con la tierra que ya tengamos o utilizarlo sólo. Esta es una buena opción para plantar en casa, porque los sustratos que se comercializan hoy día son muy completos en los nutrientes necesarios para las plantas.
También tenemos que tener en cuenta el abono que vayamos a utilizar. Hay muchos, desde compost hecho en casa, o humus de lombriz, abonos frescos dude animal o, al igual que el sustrato, siempre podemos comprarlo ajustado a nuestras necesidades.
En cualquier caso, la tierra o sustrato que utilicemos tendría que ser rico en nutrientes como nitrógeno, magnesio, potasio, fósforo, minerales, vitaminas y oligoelementos. Ten en cuenta que los vegetales son seres vivos y requieren de los mismos nutrientes que nosotros. Y cuantos mejor alimentados estén, mejor alimentados vamos a estar nosotros.


¿Qué plantar en mi huerto en casa?

Obviando los gustos personales de cada uno, obviamente ahí no voy a entrar ya que cada a coda uno le gustan más unas cosas y a oros otras, en un huerto en casa podrás plantar realmente los que más te apetezca. Lo único que tendrás que conocer bien son sus necesidades de plantación, lo demás lo pone la naturaleza.
Para no equivocarnos y conocer bien lo que requiere cada planta será necesario conocer bien el calendario de siembra. Según vivamos en el hemisferio norte o en el sur podremos sembrar esa verdura en una época u otra y esto es muy importante. No sirve de nada que plantes en pleno invierno frío un tomate si sabes que se va a morir por las bajas temperaturas. Cada cosa en su época.
Teniendo esto presente, nos ajustaremos a las plantaciones que mejor se den en primavera, verano, otoño e invierno.
El calendario de siembra de primavera es muy sencillo porque prácticamente vale todo. Las temperaturas cálidas empiezan a resurgir y esta estación admite casi cualquier cultivo.
El otoño se parece bastante a la primavera, aunque también aprovecharemos para plantar lo que vaya luego a recolectarse en invierno.
Las estación en la que más verdura y fruta vamos a recolectar es el verano y la más exigente por sus bajas temperaturas es invierno, en esta sólo tendremos verdura muy adaptada al frío.

¿Qué cuidados necesita mi huerto?

Lógicamente como todo ser vivo a nuestro huerto en casa también le podrán entrar plagas y enfermedades.
Lo más importante para detectar a tiempo una plaga es estar muy atento a las primeras señales. Los tratamientos ecológicos que podemos realizar en casa contra las plagas funcionan muy bien en los primeros estadios de la plaga, luego ya nos será muy complicado combatirla. El mejor método siempre va a ser la prevención. Y para prevenir los ataques de plagas, hongos u otras enfermedades debemos tener las plantas siempre correctamente podadas par favorecer el paso de oxígeno entre ellas, no tener los cultivos aglutinados, mantener riegos correctos de tal forma que nunca le falta o le sobre agua, que estén bien abonadas y sobre todo que la temperatura sea óptima. La temperatura demasiado elevada y un alto porcentaje de humedad suele ser caldo de cultivo para las plagas.
Así que si sigues estos consejos tendrás un huerto en casa ecológico y saludable libre de plagas.